Descubriendo sesgos de información en la riqueza de mamíferos de Colombia

La actualización de los datos primarios de biodiversidad es un proceso constante en un país megadiverso como Colombia. Gracias a múltiples esfuerzos que han integrado técnicas de campo y de laboratorio para discernir los patrones de diversidad de mamíferos, la lista actual de especies para este grupo de fauna en Colombia cuenta con 543 especies. De estas, cuatro fueron descritas en el último año. A pesar de esto, un estudio reciente desarrollado por investigadores de la SCMas muestra que existen claros sesgos en la información espacial y temporal en los datos de distribución de mamíferos de Colombia.

Los investigadores compararon 14 751 registros provenientes de bases de datos de biodiversidad con los patrones de distribución esperados para 418 especies. El estudio mostró que para la mayoría de los órdenes, menos de la mitad de las especies esperadas han sido registradas en al menos 40 % de los departamentos y 60 % de las ecorregiones del país. Además, la cobertura temporal en celdas de 50 * 50 km tiende a ser baja, con un promedio inferior a los cuatro años muestreados para especies del mismo órden desde 1950.

Los bosques húmedos transicionales entre la Orinoquia y Amazonia, en los límites con Guaviare, Caquetá y Vichada, son las regiones con una representatividad más pobre de mamíferos. Otras zonas con grandes vacíos de información constituyen La Sierra Nevada de Santa Marta y los manglares del Pacífico, que cuentan con una representatividad inferior al 15 % con respecto a las especies esperadas. Los vacíos no se limitan, sin embargo, a zonas aisladas y de difícil acceso, ya que existen áreas relativamente cercanas a los principales asentamientos humanos que también presentan grandes vacíos de información. Este es el caso de los páramos del norte de los Andes, los bosques húmedos del occidente y el Catatumbo y los bosques montanos de Santa Marta.

Reserva Nacional Natural Puinawai, ubicada en una de las áreas con mayores vacíos de iformación. Foto: AF Suárez-Castro

Aunque los órdenes que incluyen especies de pequeños mamíferos tienden a presentar mayor representatividad espacial y temporal, los análisis también muestran que existen varios sesgos para estos grupos. Por ejemplo, las especies de musarañas (Eulipotyphla), las cuales habitan las mayores elevaciones de los Andes, aún están escasamente representadas en colecciones. Una situación similar ocurre con las especies endémicas de pequeños mamíferos como roedores, marsupiales y murciélagos, que en muchos casos abarcan especies conocidas por menos de cinco localidades. Incluso especies de mamíferos grandes como los ungulados de dedos pares e impares (Artiodactyla y Perissodactyla) cuentan con varios sesgos de información en el país.

Foto: Diego Lizcano

Estos sesgos dificultan la priorización de proyectos de investigación, el mapeo de riesgos y la toma de decisiones sobre dónde se deben invertir recursos para proteger especies y ecosistemas. Por lo tanto, es urgente enfocar esfuerzos de muestreo en zonas como los bosques tropicales de la Amazonía en los límites entre el departamento del Caquetá y Amazonas, el escudo Guayanés en la región de la Orinoquia, además de los ecosistemas de sabanas del Vichada, Casanare y Arauca. También es necesario priorizar zonas con una alta presión antrópica, como los bosques secos adyacentes a la Sierra Nevada de Santa Marta, bosques húmedos de la Amazonia en Guaviare y los llanos entre Casanare, Vichada y Meta.

Estos esfuerzos de muestreo, sin embargo, deben ir acompañados de un fortalecimiento institucional que facilite el reporte y el análisis de la información proveniente de múltiples fuentes. Las colecciones biológicas cumplen un papel fundamental en este sentido, así como la utilización de nuevas tecnologías que facilitan la liberación de información mediante bases de datos. Los hallazgos de este estudio muestran que aún hay mucho por descubrir, algo que sin duda seguirá motivando a muchas generaciones de mastozoólogos.

Más información: Suarez-Castro, A. F., Ramirez-Chaves, H. E., Noguera-Urbano, E. A., Velásquez-Tibatá, J., González-Maya, J. F., & Lizcano, D. J. (2021). Vacíos de información espacial sobre la riqueza de mamíferos terrestres continentales de Colombia. Caldasia43(2). https://doi.org/10.15446/caldasia.v43n2.85443 https://revistas.unal.edu.co/index.php/cal/article/view/85443

Un comentario sobre “Descubriendo sesgos de información en la riqueza de mamíferos de Colombia

  1. Excelente aporte para mostrarnos que aun tenemo mucho que trabajar. Si acá solo se evalúan los registros versus distribuciones potenciales, imaginémonos no más la falta de otro tipo de estudios necesarios para conocer y conservar nuestra biodiversidad. Muchas gracias!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s